Cuando se trata de hacer videos, hay errores muy frecuentes que pueden evitarse para que el resultado final sea un proyecto exitoso que tenga impacto y que pueda aprovecharse al máximo para alcanzar los objetivos deseados. Acá te contamos cuáles son los errores más típicos para que puedas evitarlos a toda costa.

1. No generar ritmo y que se vuelva aburrido

Si hay algo que no vende es el aburrimiento. Los contenidos audiovisuales deben ser lo suficientemente atractivos como para cautivar a la audiencia y que éstos “pidan por más” (información sobre la marca) o que finalmente conviertan (es decir, compren un determinado producto o realicen una acción en concreto).

Y, en este sentido, el ritmo lo es todo. Si el video carece de este elemento tan importante, es probable que la audiencia abandone antes de tiempo su reproducción y que el resultado final no esté a la altura de las expectativas que se tenían de antemano. Considerá siempre hacer un storyboard de tu video para detectar qué tan dinámico es.

2. No planificar en que se pueden hacer reducciones y adaptaciones para diferentes formatos y plataformas

Otro error común al hacer videos tiene que ver con la escasa planificación creativa. Puede ser que se piense en un primer momento generar un contenido específico para una campaña en televisión. Sin embargo, es relevante considerar la posibilidad de que ese contenido pueda reutilizarse para otros medios y plataformas, como Instagram, Facebook, TikTok, YouTube, entre otras redes sociales.

De esta forma, lo recomendable es generar contenido que pueda ser adaptado en un futuro, por si llegase a ser necesario. Aunque finalmente no se utilice, es importante tenerlo por las dudas para no tener que repetir la producción audiovisual (lo que requiere más esfuerzo, tiempo y recursos).

Aún así, cabe aclarar que las adaptaciones y reducciones suelen realizarse porque las marcas están cada vez más alineadas a las necesidades de los clientes y saben que la mejor estrategia es la de apostar por la omnicanalidad para llegar a ellos y ofrecerles contenido de valor.

3. Dejar de lado la locución

Un error bastante frecuente es el hecho de dejar de lado la locución. De esta manera, en muchas ocasiones suele ocurrir que la locución se vuelve un aspecto que se deja para lo último. Esto genera inconsistencias entre lo que se ve en imagen y lo que se dice. Porque no se midió antes el timming de la locución, por ejemplo.
¿Cuál es la importancia de la locución en las producción audiovisuales y cómo asegurar la calidad? ¡Descubrilo acá!

4. No armar el guión audiovisual

Todo contenido audiovisual necesita un guión. La improvisación no es la mejor amiga de los resultados. Por consiguiente, el guión es la base de todo contenido que se desarrolle para potenciar una marca y sus productos y/o servicios. Asimismo, esta herramienta debe apoyarse en la técnica del storytelling.
Porque lo que “engancha” a la audiencia es el hecho de que se le cuente una historia. A propósito, establecer una conexión o lazo emocional entre la marca y el espectador es uno de los objetivos principales que debe perseguirse con los videos publicitarios.
Pero, ¿cómo hacer un guión audiovisual paso a paso? En esta otra nota, te lo contamos.

5. No planificar bien los tiempos de producción

Un error muy frecuente es pensar que un contenido de corta duración (por ejemplo, dos minutos) puede hacerse en tan solo un día, por ejemplo. ¡Nada más alejado de la realidad! Las producciones audiovisuales demandan tiempo y dedicación, desde la ideación hasta la realización y la edición del contenido para obtener el video final.
¿Cómo resolverlo? Considerá cuáles son los tiempos máximos de entrega del proyecto, según los objetivos comerciales internos, para garantizar que el resultado logrado sea justamente el esperado.

6. No aplicar el branding de la marca y que se vuelva genérico

El branding de la marca es fundamental y el mismo debe verse reflejado en todos los contenidos que ésta genere, no sólo en lo que concierne a nivel audiovisual. Desde ya, es a partir del branding de la marca que una puede diferenciar sus productos y su esencia como marca respecto de la competencia. Además, el branding contribuye a la construcción de confianza y alta reputación.
Para que los usuarios puedan identificar fácilmente que un video es de una marca, es imprescindible que el branding esté plasmado en él. Por eso, tener un manual de marca (o brand book) ya definido es sumamente necesario antes de ponerse manos a la obra con la producción.

7. Aspectos técnicos deficientes

Los videos de buena calidad, los que se notan que están realizados con un alto nivel de profesionalismo, son los que generan un verdadero impacto y contribuyen a fidelizar a clientes, construir nuevos lazos con potenciales consumidores e incentivar las ventas.
Entre los errores más comunes a nivel técnico, se encuentran los siguientes:

  • Mal encuadre: si se está muy cerca o lejos de los objetos que se deben destacar en las tomas, esto da lugar a una especie de “ruido” en el resultado final. Lo mismo ocurre respecto a la inclinación o el ángulo de la cámara.
  • Iluminación incorrecta: si se tiene poca o demasiada luz, esto es un error. La iluminación debe planificarse con antelación para definir cuál es la mejor locación y momento del día para proceder con la grabación del video. Asimismo, en esta instancia se deben considerar los elementos que resulten necesarios para garantizar una buena iluminación. Si querés saber más, acá te contamos cuáles son los tipos de luz.

Pero, ¿cómo resolver estos puntos? Bueno, para esto es importante siempre trabajar con profesionales que tengan experiencia en la creación de contenido audiovisual. Así, el resultado obtenido será el de un video con calidad elevada.
Hasta acá vimos cuáles son los errores más comunes al hacer una producción audiovisual. Ahora bien, quizás te estés preguntando cómo hacer una sin morir en el intento. Si estás buscando comunicar nuevas ideas y no sabés por dónde comenzar, este otro artículo te va a ser de mucha utilidad.
Eso sí, si buscás una producción audiovisual profesional, en Cuarto Enfoque Productora Audiovisual creamos videos para redes sociales, testimoniales, casos de éxito, entre tantos otros. Siempre resaltamos el branding de la marca y nuestras producciones son personalizadas según los requerimientos y necesidades de cada cliente.
¿Conversamos?

Cuarto Enfoque
ENVIAR