Si bien no todas las productoras audiovisuales brindan los mismos servicios, hay miembros del equipo que son irremplazables. Te contamos quienes trabajan para lograr contenidos digitales de calidad.

DIRECCIÓN:

Director/a: 

Es la persona encargada de dirigir las producciones audiovisuales fílmicas y determinar cómo va a ser la pieza. No sólo piensa el trabajo de forma macro, sino que también da instrucciones al resto del equipo y, con apoyo de un asistente, supervisa las tareas para que la idea se concrete a la perfección.

Trabaja con todos los jefes de departamento dando instrucciones de cómo quiere que se lleve a cabo el trabajo y es quien toma las decisiones creativas finales. 

 

Encargado/a de Cuentas:

Su principal función es mantener la relación con los clientes y coordinar el proceso de creación de contenidos digitales: escucharlos, aconsejarlos, estar atento a sus instrucciones y dudas. 

La complejidad de su tarea depende del tamaño de la cartera de clientes y/o los criterios de desarrollo y expansión de la Productora Audiovisual.

 

Project Manager: 

Es quien lidera los equipos para alcanzar los objetivos del proyecto y coordina todas las partes interesadas del proyecto.

Una vez que llega el proyecto a la Productora Audiovisual, el project manager debe contárselo al equipo de trabajo para que todos sepan de qué se trata y asignarle a cada uno sus tareas. Además, es quien establece objetivos y supervisa las tareas.

En caso de cambios o problemas, es quien debe encontrar la solución y trabajar con el equipo para desarrollar la pieza final de manera exitosa.

 

Director/a de fotografía:

Es la persona que dirige al equipo de camarógrafos y se encarga de tomar las decisiones artísticas según las necesidades de cada cliente: su encuadre, diseño, ópticas, composición, texturas, estilo.

Además, es responsable de la creación artística de imágenes para la puesta en escena de producciones audiovisuales.

 

Director/a de arte: 

Su responsabilidad es llevar adelante y explicar a su equipo las instrucciones dadas por el cliente para que eso se cumpla a la perfección. 

Su especialidad es encargarse de la estética de toda la producción siguiendo el branding de la marca para la que se está trabajando: sus colores, ilustraciones, etc.

Tienen el poder de visualizar las ideas de los clientes y el director creativo y plasmarlas de manera gráfica. Para eso, deben manejar programas de diseño gráfico e ilustración para poder ejemplificar su visión.

 

EQUIPOS:

Fotógrafos: 

Su trabajo va mucho más allá de tomar buenas fotos. Antes de apretar el botón final, piensan junto al Director en la iluminación, la ubicación de los protagonistas u objetos y los fondos.

El rol de los fotógrafos es fundamental en una productora audiovisual. Deben tener conocimientos sobre el uso de filtros y lentes profesionales para obtener los resultados adecuados según las necesidades de cada cliente.

En algunos casos, un mismo equipo tiene distintos fotógrafos especializados en temas distintos: fotoproducto, publicidad, contexto, deportes, etc. 

Son ellos los responsables de que la fotografía salga bien en su totalidad y de que la persona que va a ser fotografiada, en el caso de que haya, se sienta cómoda.

Por último, muchas veces son los encargados de retocar sus fotografías con programas de edición aunque pueden trabajar con retocadores.

 

Diseñadores e ilustradores: 

Siguiendo las instrucciones del director/a de arte, su tarea es diseñar las pantallas y elementos visuales que aparecen dentro de una pieza. Pueden ser títulos, placas, escenografías 2D, personajes, Lower Heart, entre otros.

Guionista: 

Es el que define cómo se va a contar la historia: la idea, ordena, narra, organiza y escribe. Arma una base del story board, los textos, qué va a decir la locución en caso de que haya.

En caso de videos explicativos, videos institucionales o videos publicitarios, su rol es fundamental. Hace que la historia sea atractiva y entendible.

Participa de todas las etapas de producción de la pieza. Durante la grabación está atento a posibles cambios y mejoras; luego en la edición trabaja con el equipo para que la narración sea fluida.

Camarógrafos: 

Es el encargado de manejar la cámara dentro de la producción. Su tarea no sólo es capturar las imágenes audiovisuales, sino también saber qué cámara usar, los movimientos y que todo salga bien al momento del rodaje.

En algunos casos, cuenta con un equipo de sonidistas, iluminadores y foquistas. 

 

POST PRODUCCIÓN:

Editores de video: 

Son los encargados de darle coherencia y ritmo a las piezas audiovisuales. Mediante el montaje o ensamble de todas las piezas previamente realizadas por el equipo, dan vida a una narración visual ordenada, atractiva y lógica.

Unen las escenas o imágenes con los sonidos, los gráficos, efectos y todos los componentes que debe contener la pieza final. 

En este proceso pueden haber cambios de lo que se pensaba al principio: algunas imágenes quedan sin usar, se incorporan nuevos sonidos o música y se decide si es necesario usar efectos, gráficos y más.

Animadores: 

Son quienes le dan vida a las producciones 2D y 3D. Hay distintos tipos: Tradicionales, que animan frame por frame; Animadores 2D orientados a Motion Graphics, es decir, orientados especialmente a elementos iconográficos o de texto; Animadores 3D, quienes suelen trabajar en las últimas etapas del proyecto y se encargan de animar elementos 3D o vectoriales y especialistas en animación de personajes.

Locutores: 

En caso de que sea necesario, locutores profesionales se encargan de darle voz a las producciones. Se suele utilizar para narrar historias o darle vida a personajes animados.

Cuarto Enfoque
ENVIAR